• Belén Caccia

Cómo preparar una charla TED X

¿Se te ha seleccionado para dar una charla TEDx o deseas postularte para dar una?
¡Muy bien! Ahora hay que trabajar para hacerla lo mejor posible.

Primero te diré que es de suma importancia que tomes en cuenta tu formación como orador/a y que te familiarices con tu forma de hablar, de contar, de expresarte. Pero no ahondaremos en eso porque esta nota acerca de tu charla TED X , no acerca de tu formación como orador/a integral. Si deseas conocer mis propuestas de clases de oratoria presenciales u on line puedes clickear aquí. y si deseas conocer mi libro "Hablar en público. Cuando el mundo es un escenario" puedes clickear aquí.


Hecho el anuncio, ¡¡Basta de clickear!! continuamos con la nota de tu interés:


A lo largo de los años se ha ido elaborando una lista de aquello que se debe y no se debe hacer para que una charla de estas sea excelente.



Los siguientes pasos no son la invención de la pólvora, pero incluyen algunos principios básicos que sabemos que funcionan.



1) Familiarízate con el formato

¿Qué es una charla TEDx?

Las charlas de TEDx son una plataforma desde la que presentar ideas bien cimentadas en menos de 18 minutos.

Si nunca has visto una charla TEDx, ve a TED.com y mira por lo menos una.

(Puedes ver la de Amy Cudy en la entrada del blog sobre Posturas de Poder)

Las Charlas TED deben durar 18 minutos.


¿Por qué 18 minutos? Porque funciona. El público es capaz de prestar atención a un tema durante espacios de tiempo relativamente cortos.


Pero ¿de verdad no puedo pasarme de 18 minutos?

No, porque entonces no sería una charla TEDx. El límite de tiempo es, en parte, lo que hace que las charlas TEDx funcionen. Y recuerda: una charla corta no es una charla menos importante. Puede que no necesites más de 5 minutos para que tu idea resulte inolvidable.

Aunque no sea una TED específicamente tu charla, sería bueno rondar entre los 10 y 18 minutos dentro de lo posible, si deseas utilizar el formato como tal y que funcione como tal.


2) Desarrolla la idea

Esto parece obvio, pero no lo es para todos/as

¿Qué ideas son adecuadas para una charla?

Como en los buenos artículos periodísticos, tu idea puede ser nueva o sorprendente, o puede poner en cuestión las creencias de tu público.

También puede tratarse de una sencilla gran idea que se asiente sobre un argumento nuevo y convincente.

Una idea no es sólo una historia o una lista de hechos.

Una buena idea se basa en pruebas y observaciones de las que se extrae una conclusión más amplia.


¿Tengo que ser experto/a en el tema?

No hace falta que seas el especialista más reputado del mundo en el tema, pero sí debes ser un/a experto/a.

Recuerda que el público espera de ti que le proporciones información acertada, así que comprueba cada dato antes de mencionarlo en tu charla, especialmente los datos que das por sentado: estadísticas, hechos históricos, afirmaciones científicas.

Si vas a dar un ejemplo de alguna disciplina que no constituya tu campo principal de conocimiento, usa información de recursos ampliamente aceptados y revisados por expertos y, si es posible, consulta directamente a expertos/as en la materia.


¿Está lista mi idea?


Redacta tu idea en una o dos frases.

Plantéate tres preguntas: ¿Es nueva mi idea? ¿Sabes con seguridad que lo que le estás contando a tu público es algo que no ha oído antes? ¿Es interesante?


Piensa en qué efecto puede tener tu idea en una sala llena de personas de lo más dispares. ¿A quién le puede interesar? ¿Es objetiva y realista?


Si estás presentando una nueva investigación, asegúrate de que hay datos que la sustentan y que ha sido revisada por otros expertos.


Si estás haciendo un llamamiento a la acción, asegúrate de que los miembros de tu público pueden ponerlo en práctica.


Si la respuesta a cualquiera de estas preguntas es negativa, pule tu idea.


Pregunta a alguien cuya opinión respetes y no trabaje en tu campo y, si responde negativamente a cualquiera de estas preguntas, pule tu idea.


Si el equipo de organización de TEDx ha contestado negativamente a cualquiera de estas preguntas, pule tu idea.


3) Elabora un esquema y un guion

¿Cuál es la mejor estructura para un discurso?

Yo siempre hablo en mis clases de principio - nudo - desenlace convertidos en premisa - pie - remate. Esto se mantiene como base, pero tratándose de una TED, vamos a ser un poquito mas específicos/as.

Existen muchas teorías acerca de cuál es la mejor estructura para una buena presentación.

No hay trucos, pero existe al menos una estructura que hemos comprobado que funciona especialmente bien:


1. Empieza despertando el interés de tu público, usando un ejemplo con el que se sientan identificados o una idea intrigante.


2. Explica tu idea con claridad y convicción.


3. Describe las pruebas en las que se basa la idea, cómo debería adoptarse y por qué.


4. Termina haciendo referencia a cómo tu idea podría afectar a tu público si decidieran aceptarla. Sea cual sea la estructura por la que te decidas, recuerda que:


¡IMPORTANTE!

El objetivo principal de tu charla es comunicar una idea de forma eficaz, no contar una historia para evocar emociones. Estas son herramientas, no un fin en sí mismas.

En mi charla TED del 2017, (puedes verla haciendo click aquí ) intentaba inspirar a la gente a preguntarse “en que puedo ayudar yo con lo poco que tengo” usando de ejemplo cuando fui payasa de hospital. Pero evidentemente no aclaré lo suficiente, porque luego de eso muchísima gente sin formación ni experiencia como payasa o con niños hospitalizados, se presentó como voluntaria en el hospital para hacer textualmente lo que conté yo que hacía. Es decir, la inspiración funcionó, pero el mensaje fue poco claro en cuanto a que no me refería concretamente a que se hagan payasos de hospital sino que cada quien utilizara lo que tenía a mano para aportar algo a los demás. En casa de herrero cuchillo de palo. A mi, que formo a personas para que den charlas, no se me ha entendido 100% el mensaje. (De todo se aprende).



La estructura de tu discurso ha de ser invisible al público.

Es decir, no cuentes cómo vas a abordar el tema. Simplemente, habla de él. Introducción Una introducción potente es fundamental.


• Atrae la atención de tu público con algo que les interese. - Si se trata de un tema sobre el que el público TED reflexiona a menudo, empieza con una exposición clara de en qué consiste la idea.


- Si se trata de un campo sobre el que nunca reflexiona, empieza evocando algo sobre lo que piensen a menudo y relaciona ese concepto con tu idea.

- Si la idea es divertida, pero se trata de algo sobre lo que el público nunca reflexionaría, abre tu discurso con un dato sorprendente y desenfadado o declarando la relevancia de la idea (pero no con datos estadísticos).

- Si es un tema delicado busca una forma sencilla y franca de empezar, no obligues al público a emocionarse.


• Saca tu idea lo más rápido posible.

• No hables demasiado de ti.

• No empieces con una enumeración de datos estadísticos.


Cuando presentes el tema y los datos objetivos:

• Haz una lista de todos los datos objetivos que desees aportar:

piensa en los puntos que tu público ya conoce y de qué cosas quieres convencerlos.


- Ordena todos los puntos de tu lista basándote en qué debe saber una persona para comprender el punto siguiente, por orden de más a menos interesante. Ahora descarta todo lo que puedas sin que el argumento pierda integridad. Seguramente tendrás que dejar fuera algunos puntos que consideras importantes.


‣ Plantéate elaborar esta lista con un amigo de confianza, alguien que no sea experto en tu campo.


• Dedica más tiempo a la información nueva: si tienes que recordar a tu público información antigua o conocida, sé breve.


• Usa datos empíricos y limita los datos anecdóticos, excepto aquellos que sirven de analogía o ejemplo para contar acerca del tema.


• No uses demasiada jerga, o explica la terminología nueva.


• Menciona (de forma respetuosa) cualquier controversia que susciten tus teorías, incluyendo argumentos contrarios legítimos, motivos por los que te puedas equivocar, o las dudas que tu idea pueda suscitar en el público.


• No dejes que las citas resten fluidez a tu explicación: resérvalas para después de haber dejado clara tu idea, o colócalas en la letra pequeña de tus diapositivas.


• Diapositivas: incluye cualquier aspecto de tu esquema que se pueda explicar mejor visualmente y elabora tu guion teniendo esto en cuenta.

Consulta el Paso


4. Conclusión


• Busca un punto clave en tu conclusión que transmita positividad en cuanto a ti y a las posibilidades de éxito de tu idea.

No uses la conclusión para resumir sin más lo que acabas de decir, cuéntale a tu público qué influencia podría tener tu idea en sus vidas si decidiesen ponerla en práctica.


• Evita terminar como si se tratara de una presentación de ventas (solicitando fondos, mostrando la portada de un libro o logotipos de alguna empresa).


• Si se tercia, haz un llamamiento a la acción


. Guion Una vez tengas claro el esquema, empieza a escribir el guion. Sé conciso/a, pero escribe de forma que suene natural. Usa el presente y verbos contundentes e interesantes.


4) Crear diapositivas

¿Debo usar diapositivas?

No es totalmente necesario. Incluso si tu capacidad como orador/a está muy desarrollada y puedes mantener el interés, la atención e incluso aportar imágenes a los concurrentes con tu modo de relatar, se recomienda no agregar imágenes externas para no "ensuciar" la presentación.

Pero las diapositivas pueden ser útiles para el público, aunque no son imprescindibles o relevantes en todas las charlas.

Pregúntate lo siguiente: ¿mis diapositivas van a ayudar al público y a aclarar la información o lo van a distraer y a confundir?


Es la primera vez que hago diapositivas. ¿Por dónde empiezo?

Evalúa tus capacidades. Puedes crear buenas diapositivas muy sencillas con fotos que ocupen todo el espacio, de un margen a otro.

Si tienes una idea más compleja y necesitas añadir texto, plantéate pedir ayuda a un/a diseñador/a.

El/la organizador/a del evento podrá ayudarte.

¿Qué incluyo en mis diapositivas?

• Imágenes y fotos: Para ayudar al público a recordar a una persona, lugar o cosa que menciones, podrías usar imágenes o fotos.


- La gente entenderá que las diapositivas representan lo que estás diciendo y no será necesario que describas verbalmente las imágenes de la pantalla.


• Gráficos e infografías

- Los gráficos deben estar claramente representados aunque el contenido sea complicado. Cada gráfico debe explicar un único punto.

• Cada diapositiva incluirá un único punto.

¿Qué aspecto deben tener las diapositivas?

• Cuanto menos texto uses, mejor: si tu público está leyendo, no te está escuchando.

• Evita hacer enumeraciones. Puedes plasmar cada punto en una diapositiva

diferente.


¿Qué formato deben tener las diapositivas?

• Pregunta al/la organizador/a del evento qué características técnicas (resolución y proporciones) deben tener antes de empezar a elaborarlas.

En caso de duda, hazlas a 1920 x 1080 píxeles y con una relación de aspecto de 16:9.

• Usa las zonas seguras de PowerPoint o Keynote.

No pongas información o elementos visuales en las esquinas de las diapositivas. • Usa un tamaño de fuente de 42 puntos o más.

• Usa un tipo de letra sin remates (como Helvetica o Verdana) en vez de una con remates (como Times).


- Si usas una fuente personalizada, envíala a los/as organizadores/as de TEDx con antelación.


Quiero usar una imagen que he encontrado en el buscador de imágenes de Google pero no conozco la fuente. Es de los Simpson. No lo hagas. Esto es importante: usa sólo imágenes que te pertenezcan o que tengas permiso para usar. Si usas una imagen que tiene licencia Creative Commons, cita la fuente de la misma al pie de la diapositiva.


5) Ensaya

He repasado mentalmente la charla una vez. ¿Es suficiente?

NOOOOOOOOOOOO


Ensaya, ensaya, ensaya. No me cansaré de repetirlo.

También repito que NO TE FILMES. Al contrario de lo que muchas personas aconsejan (cada maestrito con su librito) siempre desaconsejo que te filmes o grabes en video para ver tus ensayos. Esa grabación en video no captará lo que luego percibirá el público. Solo servirá para que veas lo que consideres errores, te critiques, te desmoralices y pierdas tiempo en lo que no es.

Estudia, pásala en voz alta una y mil veces "jugando" a que estás en la charla misma. Si puedes incluso, usa el mismo vestuario que usarás ese día (si vas a estrenar ropa, especialmente zapatos, ensaya con eso puesto para no sentir incomodidad de ningún tipo el día de tu presentación)

Ensaya hasta que te sientas totalmente cómodo/a delante de otras personas: diferentes grupos de personas, personas a las que quieres, personas a las que temes, pequeños grupos, grupos amplios, compañeros o personas que no sean expertas en tu campo.

Escucha las críticas pero confía en ti y ten criterio, a la gente que no se dedica a la oratoria le encanta "ayudar" con criticas excesivas y consejos de dudosa utilidad. Lee, estúdialo de memoria y ensaya, ensaya, ensaya.

Si alguien te dice que se nota que has ensayado mucho, es que suenas poco natural. Sigue ensayando y céntrate en hablar como cuando estás charlando con alguien de forma espontánea. Tiempo Cronometra tu discurso. Practica con el reloj delante. Hazlo hasta que cada vez cumplas el tiempo exacto.

Cuanto más ensayes, mas natural se verá, aunque suene extraño.

Si has tomado clases conmigo recuerda los ejercicios del mejor amigo y lo del sordo en la platea.


Postura

Practica el estar de pie, sin moverte de un punto fijo del escenario. Pide a algún/a amigo/a que te observe y evite que des pasitos hacia adelante y hacia atrás o que pases el peso de una pierna a otra. Recuerda que el escenario se ocupa con energía y presencia, no caminando de aquí para allá como el león enjaulado del zoológico (que claramente quiere escapar de allí)

Vuelvo a recomendarte que leas la nota de "Posturas de poder".


Tiempo en el escenario

Pide al/la organizador/a que te proporcione todo el tiempo posible en el escenario con el mando del proyector y el monitor en el ensayo general.

Cuanto más familiarizado estés con las condiciones reales sobre el escenario, mejor.


6) Da la charla

Inhala. Exhala. Hazlo como lo has practicado.

Si quieres tomar clases de oratoria antes de hacerlo, contáctame.


7) Saborea el éxito

¡Felicitaciones! , ya has terminado.

Ahora, ya sólo te queda disfrutar de los elogios por la tranquilidad y la naturalidad con las que has dado tu charla.

Y verás la felicidad que te provoca el haber inspirado a otras personas.


¡Luego me cuentas!

Puedes escribirme a través del formulario de contacto o a clasesbelencaccia@gmail.com



Belén Caccia






37 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo