DINÁMICA EXPRESIVA®

Sentirse y verse bien

by Belén Caccia

Generar una dinámica donde tu cuerpo se exprese, pueda sentirse bien y verse en consecuencia.


¿No te gusta hacer ejercicio o no sabes cómo hacerlo? ¿Sabías que se pueden armonizar cuerpo y mente para sentirte y verte como deseas, pasando ratos agradables y divertidos?


En un ambiente de personas que están en la misma que tú, sin juzgar tu vestimenta, tu peso, tus curvas, ni tu capacidad para adaptarte a las diferentes propuestas de ejercicios.


Al aire libre cuando el clima lo permita, en sitios agradables y climatizados cuando llueva o haga mucho frío.
Todo es más fácil así. Entrenaremos tu motivación como si fuera un músculo más.

Puedes modificar lo que los demás ven de ti, pero esencialmente lo que tú mismo/a percibas.
He desarrollado esta técnica denominada "dinámica expresiva ®" que te ayudará desde la primer sesión a sentirte mejor contigo y con tu entorno.

¿Qué es? ¿Teatro? ¿Danza? ¿Yoga? ¿Expresión corporal? ¿Coaching? Gimnasia? ... Es Dinámica Expresiva!

Resultados de la Dinámica expresiva ® :

·         No tardas nada en hacerla

·         Potencias tu energía

·         Dedicas tiempo para ti conscientemente

·         Te concentras el resto del día

·         Ganas flexibilidad y forma

·         Disminuyes o evitas el estrés

·         Quemas grasa

·         Estás de mejor humor y gozas de buena salud

·         Le das más estructura y productividad a tu día a día

·         Te diviertes

·         Activas todo el cuerpo

·         Activas la circulación sanguínea

·         Pospones la oxidación de los musculos

·         Conoces gente que busca lo mismo que tú

Incorporar una rutina de salud integral a tu vida.

 

Cuando eres sedentario/a o has pasado un largo período de inactividad, es muy probable que te sientas desmotivado/a para comenzar a entrenar. La edad, la escasa condición física inicial e, incluso, la imagen corporal actual pueden causar falta de motivación para hacer ejercicio. Sin embargo, a travez de la Dinámica expresiva ®, con un mínimo de voluntad, cualquier persona puede dedicar un espacio de tiempo diario a mejorar su estado físico.

Te propongo avanzar progresivamente según tu condición física y emocional actual.

Sería muy difícil mejorar el cuerpo sin ocuparte de tu mente y de tu energía.

No somos robots. Propongo abordar tu nueva actividad comprendiendo a tu cuerpo, desde una perspectiva total, de conjunto, y no puramente a través de los elementos que los constituyen. Los riñones, los párpados y el dedo del pie, no trabajan aisladamente, entonces ¿por qué lo haría la mente? Se trata, en fin, de una visión de conjunto de las cosas, que prefiere considerar a la persona como un todo integrado y global.

Cualquier sistema considerado es más complejo que la mera suma de sus partes, ya que la sinergia entre ellas produce el efecto apreciable del sistema, y no las propiedades individuales de cada una. Las personas, somos un sistema complejo, no sería lógico trabajar algo como “achicar mis caderas” o “bajar la panza” y ya.  Eso nos lleva a actitudes auto agresivas como dejar de comer, comer mal o matarnos de cansancio para llegar a una meta que una vez alcanzada podría resultar efímera ya que es difícil sostener esas acciones en el tiempo.

 


¿Qué cambiaría en mí?

Cuando no realizamos ejericico, es habitual sentir que la movilidad de las articulaciones es algo limitada, porque apenas nos movemos para lo necesario. Existen beneficios inmediatos de combinar actividad física y mental (incluidas la quema de grasa y la pérdida de peso). Mientras que los estiramientos y juegos propuestos te ayudan a separar los músculos, con los ejercicios de movilidad llevas nutrientes al cartílago de las articulaciones. Asimismo, ambos tipos de ejercicios promueven la flexibilidad y colaboran con el mantenimiento de un sistema musculoesquelético saludable.

¿Y qué sucede con la alimentación?

 

¿Tienes hambre al poco tiempo después de comer? ¿Estás deprimida/o? ¿Comes sin darte cuenta? ¿No sabes poner límite a tus ingestiones? Tal vez entonces tu problema no esté en el estómago, sino que en la cabeza.

La Dinámica expresiva ®  te ayuda a eliminar el estrés y brindarte la mentalidad adecuada para encarar tus problemas con entereza.

Algunas personas que padecen de estrés o depresión (leve) sienten que la única manera de deshacerse de ellas es a través de la alimentación excesiva. Allí es cuando las dietas se desvirtúan y se pierde todo control sobre la alimentación. la predisposición a la vida saludable puede aprenderse y desarrollarse.

Las emociones "nos toman" por completo e influyen de manera significativa en todo nuestro organismo. Y, por supuesto, la alimentación no se queda afuera.

Esta "paralización" de las funciones digestivas no es algo que las personas podamos regular, sino que es mera consecuencia de nuestra fisiología. Con el paso del tiempo, y si la angustia perdura, es posible que la persona aumente o disminuya su apetito, según cómo el cerebro de cada uno logre regularlo.

Si la angustia o el estrés se convierten en crónicos, se elevan mucho los valores de cortisol, lo que provoca hambre voraz y mayor acumulación de grasa en el tejido adiposo, donde están los principales receptores de esta hormona. La comida se convierte así es un "un bálsamo emocional" para calmar esa tristeza. Entonces aparece esta propuesta, que combina el remplazo de ese “bálsamo emocional” con el trabajo puntual de la quema de grasas y estimulación de los músculos.

Sabemos que el estómago también se alimenta del cansancio y el estrés, por ende, no solo hay que estar atento a lo que comemos. De hecho, los especialistas clasifican varios tipos de hambre: el físico, el emocional y el del paladar.

¿De dónde surge la Dinámica Expresiva®?

 

Luego de años como artista escénica, estudiando, practicando y entrenando para mis performances (acrobacia de circo, danza jazz, ballet, yoga, expresión corporal, teatro, esgrima, clown) he ayudado a infinidad de compañeros/as artistas a ponerse en forma, saliendo en grupo a hacer ejercicio, mientras realizábamos nuestra “catarsis” con charlas de todo tipo. En estos recorridos por parques y mentes, yo coordinaba los ejercicios, indicaba los tiempos y repeticiones, tipos de elongación y el cuidado meticuloso para cada persona con mucha dedicación y cuidado.

Paralelamente, en mis clases de teatro para la vida, motivaba a mis alumnos a encontrar su energía positiva, su “yo feliz”, su empoderamiento desde las propias herramientas, potenciando sus cualidades positivas y trabajando aquellas que no les gustaban o no les hacían felices.

Un día mi cabeza hizo “click” y comprendí que podía unir esas dos actividades y generar una dinámica de trabajo que permita, liberar la cabeza y dominar el cuerpo en una misma sesión. Entonces creé lo que llamo Dinámica Expresiva ®

Dinámica expresiva ®, se propone entrar en una dinámica donde el cuerpo se exprese y pueda sentirse bien y verse en consecuencia

Se trata además de encontrar dentro de una rutina, variedad, para no aburrirte de tu entrenamiento y sentir la actividad.

¿Quién puede hacerlo?

 

Todas las personas. Ya te hemos dado varias razones, pero, básicamente, la Dinámica expresiva ®  no supone un gran esfuerzo para tu cuerpo y se hace en una hora. Es para todos los niveles: tanto principiantes como expertos y profesionales pueden aprovechar a lo largo del día los beneficios de los ejercicios de movilidad y estiramientos si los realizas por la mañana.

 

Conclusiones:

Hacer Dinámica expresiva ® es divertido, práctico, sano y apto para todas las personas, da igual la edad o el nivel.

Te ayuda a desarrollar una rutina productiva y le da a tu cuerpo una mayor flexibilidad mientras lo modela y le aporta energía.

Los ejercicios son simples, no cuestan mucho trabajo, es fácil incorporarlos al horario semanal y no necesitas ningún equipamiento.

Te pone de buen humor y te llena de energía para quererte más, sentirte y verte mejor.

¿Dónde y cuándo?

Se arman generan constantemente. Con realizarlo una hora, una vez por semana es suficiente. Hay quienes prefieren hacerlo dos veces en la semana y se apuntan en dos grupos.

Te propongo sumarte al grupo de las mañanas, días de semana. (de 10 a 11h) en EL Horno (C. de la Esgrima, 11, 28012 Madrid) 

Si deseas conocer otras propuestas horarias o tú y tu grupo de amigos/as desean tomar mis clases más cerca de tu casa, por favor contáctame